Home
Expediciones 2012
Nuestra Montaña Facebook
Videos Nuestra Montaña
  English  | Deutsch | Français
Expediciones Información Testimonios Servicios Contáctenos
email email Registro de nuevas rutas Montaña Nuestros guías de Montaña

foto:Sergio Ramírez Carrascal
 
Hombre armado en la Cordillera de Huayhuash
foto:Sergio Ramírez Carrascal

 

EL NUEVO ROSTRO DE HUAYHUASH

TEMA EXPUESTO POR SERGIO RAMIREZ CARRASCAL EN EL VIII CONGRESO DE DEPORTES DE MONTAÑA - LIMA - UNIVESIDAD CATOLOCA DEL PERU.

A pesar de haber sido declarada "Reserva paisajística" en el año 2002, la cordillera de Huayhuash no se encuentra debidamente protegida por la ley, si no más bien, oscuros intereses económicos, llámese minería, están poniendo en riesgo la zona del lago Jahuacocha y el poblado de Llámac, símbolos principales de la cordillera de Huayhuash.
Increíblemente el lago Jahuacocha, NO está incluido en la reserva, a pesar de que muchos "técnicos" de Huaraz participaron en la elaboración del estudio no la tomaron en cuenta.
Jahuacocha colinda con una zona minera, entonces, como es lógico, quieren apropiarse de este lugar y más aún, quisieron hacer un espantoso relave minero cerca del poblado de Llámac. El rechazo de los pobladores ha sido unánime.
Otro tema de mucho interés, son los cobros que se están haciendo en todos los campamentos y que serán abordados detalladamente en este artículo.

RESERVA PAISAJISTICA Y ACTIVIDAD MINERA
El 24 de diciembre del año 2002, la cordillera de Huayhuash, ubicada al sur este de la ciudad de Huaraz, considerada entre los mejores trekkings del mundo, fue declarada "Reserva paisajística". La fecha y la denominación no han podido ser mejores, pero curiosamente, o mejor aún, "misteriosamente" el símbolo principal de esta cordillera, el lago Jahuacocha, no fue considerado dentro de la reserva.
Este es un tema del que se ha hablado muy poco en ciudades como Huaraz, que es el centro neurálgico del inicio para este recorrido. Ninguna agencia de viajes, guías o entidades privadas ha dicho o hecho algo al respecto, han dejado pasar este vergonzoso hecho como otros de los que ya no hay como solucionar.
La gente de Ancash está vendiendo poco a poco sus riquezas naturales a compañías mineras extranjeras a quienes permiten que destruyan el alma de sus montañas e inclusive consideran un "honor" o "prioridad" trabajar para ellos.
Deberían tomar el ejemplo de sus propios jefes extranjeros, quienes en el caso de hacer estas barbaridades en sus países de origen, serían llevado presos, por que ellos si cuidan su patrimonio natural y precisamente se aprovechan de la ignorancia de nuestros pobladores para abusar de ellos y los inducen a ser sus trabajadores.
La inversión extranjera es de mucha utilidad y progreso, todos estamos de acuerdo en ello, pero no es posible aducir un falso progreso, cuando en realidad contaminan y destruyen lugares donde vivimos o nos desenvolvemos. Podemos utilizar nuestras habilidades e ingenio para la construcción o conservación, no para la destrucción que es el camino más fácil, proteger nuestra identidad es deber de todos.

Al margen de todos estos comentarios personales, que mucha gente empieza a compartir, y un claro ejemplo de esto, es el rechazo unánime de la población de Llámac (puerta de ingreso a Huayhuash), durante el mes de mayo del 2006 , para la construcción de un relave minero cerca de su población. Incluso uno de los dueños de procedencia oriental, resguardado por nuestra propia policía nacional, quiso mediante ridículas promesas, convencerlos de hacer esta monstruosidad que gracias al buen criterio de la gente del lugar ha sido descartado.
Es cierto que la misma gente de este poblado, hace muchos años, vendió los terrenos donde se ubica la mina Pallca, colindante con la cordillera de Huayhuash y que legalmente les pertenece. Mucha de esta gente se da cuenta ahora del terrible error que cometieron. Su calidad de vida es igual o peor que antes (Lo mismo sucede en todos las poblaciones colindantes a grandes minas en todo el Perú), hay poco trabajo para ellos. Irrisoriamente les hicieron creer que una espantosa mina atraería turistas de todo el mundo, y menos aún, cuando en el control de esta mina, que es paso obligado de todos quienes desean iniciar el recorrido de esta magnífica cordillera, hay policías con un trato espantoso hacia los visitantes, parecen desear que nadie ingrese, ya que se presenta con una actitud déspota y totalmente renegado, seguro que la contaminación que respira ha consumido su alegría. Hay que tener un poco de paciencia en este control, vale la pena por los días excepcionales que nos esperan.


Ascenso Chachani - Coropuna, Arequipa
Ausangate : Montaña sagrada - Ascenso en Cusco
Cordillera Blanca: Paraiso andinista
Mountain bike Huayllay - Canta
Huayhuash-mountain-bike
Patagonia
México
Montañas de Ecuador - Temporada 2009
Mountain bike san Mateo de Huanchor - Huancaya
Callejón de los Conchucos en mountain bike
Otra vez Huayhuash
Montañismo a nivel del mar
Travesía en mountain bike - 3 días a la costa
Ausangate
Temporada 2007
Carta de protesta de la UIAGM respecto al reglamento Parque nacional Huascarán
Aprueban reglamento Parque nacional Huascarán
El nuevo rostro de Huayhuash
El gato andino
Expediciones peruanas en el mundo
Recomendaciones para las temporadas de montaña en Perú
Reglamentación en el parque nacional Huascarán
Montaña y medio ambiente
Perú - tierra de montañas
Huayhuash - reserva natural
 
Noticias
Entrevistas
Resúmenes de temporada
Persoajes


Búsqueda rápida en nuestro web site a través de google

Google
 
 


 

 

 

 

 

 

foto:Sergio Ramírez Carrascal
 
Basural en la Cordillera de Huayhuash
foto:Sergio Ramírez Carrascal

 

Como volvemos a repetir, la gente de Llamac, ahora se encuentra mejor asesorada, pero con el peligro, como ya ha sucedido, de que muchos de sus abogados, al final son comprados por estas corporaciones de mucho dinero que ningún beneficio real o a largo plazo promueven verdaderamente o de buena fe.

La responsabilidad de cuidar este espacio natural está en manos de nosotros mismos, no existe mejor legado para nuestros hijos que conservar el lugar donde ellos luego van a vivir.

EL TURISMO Y COBROS ACTUALES
Pese a todo lo mencionado anteriormente, con pronta solución esperamos, el turismo en Huayhuash sigue estando latente, a pesar de que hace algunos años se convirtió en una zona muy peligrosa por los asaltos e incluso asesinatos que hubo en un sector específico del lugar.
Actualmente, en todos los campamentos existen comunidades campesinas organizadas quienes se encargan de realizar un cobro en dinero por cada turista extranjero y en algunos lugares por el uso del pasto que sirve para el alimento de las acémilas que transportan el material del caminante o grupo de trekking organizado.

El total que debe pagar cada turista extranjero que realizará el circuito es de 90.00 soles (25.00 USD), que incluye, el quinto día, el uso de los baños termales cerca del lago Viconga, todo un paraíso de aguas calientes a 4,400 metros de altura. Esto es opcional, si no deseamos utilizar los baños se obviará pagar 5 soles. Los pagos se realizan en cada campamento y nos entregarán un ticket detallado. Hay que exigirlo.
Los cobros, como es justo, se aducen a que la gente que los realiza es propietaria del lugar donde estamos acampando y/o circulando, pertenecen a ellos desde hace muchos años y están declarados por ley, como es lógico y hemos percibido, se sienten invadidos por una cantidad de gente que supera, según estadísticas, entre 3 mil y 2500 turistas por año, sin contar con las personas que trabajan como guías, arrieros, cocineros, etc. Es una cifra bastante considerable, por ello, las 6 comunidades campesinas por donde circula este trekking, han "decidido" en forma autónoma, realizar cobros de entre 10.00 y 30.00 soles (3.00 - 9.00 USD) en cada uno de sus campamentos.
Hasta allí no hay incontentes, ya que ellos informan en la pretemporada de montaña en Perú de estos cobros o incrementos.

Durante el año 2005, el cobro por persona en todo el trekking era de 53.00 soles (USD 16.00). Antes de ello, dependía de cuanto nos cobraban en cada campamento, inclusive en algunos no existían controles, el paso era libre. En regla general, todos los años la tarifa se incrementa en porcentajes desproporcionados, es decir, no sabemos en cuanto se incrementará el precio para el próximo año ó si seguirá igual. En algunos campamentos nos dijeron que aumentaran sus tarifas.

Todo este "desorden" se debe a que el gobierno peruano, a dado autonomía de manejo, en cuanto a sus propiedades, mediante la realización de "estudios técnicos", a las comunidades campesinas para que realicen cobros según crean convenientes, por ello es que una de las comunidades más organizadas y de mayor conflicto por cierto, Huayllapa, hace un cobro de 30.00 soles (USD 9.00) por cada turista, y esto es por que son los que mayor proporción de tierra poseen, ya que tienen hasta 5 campamentos definidos, con servicios higiénicos y vigilancia permanente.

Este artículo no intenta justificar de ninguna manera el cobro, casi el doble de lo que se paga en el parque nacional Huascarán por cierto, pero si sería aconsejable que todas estas comunidades se unan entre si y realicen un único cobro que luego sea repartido entre ellos sin causar molestias al turista, quien tiene que cargar con esa suma de dinero en el bolsillo. Hay que señalar que la causa principal de los continuos robos en años anteriores, precisamente era el dinero y ahora todos saben que cada turista lleva consigo una cantidad, para Perú, significativa de dinero en efectivo.

Los beneficios que recibe el turista por estos pagos son nulos o muy básicos. Ya mencionamos los de Huayllapa. En el caserío de Huayhuash, un campesino, armado con una vieja escopeta que felizmente parece no funcionar, se acerca a los campamentos y acompaña a los grupos hasta el paso donde terminan los límites de su comunidad.
En el resto del circuito, sólo nos pedirán nuestro registro y el las zonas altas del trekking estaremos completamente solos.

Todo esto se va a mantener así hasta que la cordillera de Huayhuash sea declarada "Parque nacional", entonces el gobierno podrá tomar cartas en el asunto y organizar mejor a la población, quienes por cierto tienen un concepto ínfimo de turismo o infraestructura para esta actividad, además no esperemos un trato amable o comprensivo de parte de ellos, recordemos que muchas de estas zonas fueron golpeadas por el terrorismo en la década de los ochenta y aún el resentimiento y dureza de la gente es una de sus características. Este punto es otro tema muy importante que las autoridades peruanas deben tener en cuenta, sobre todo las que gestionan intereses turísticos.
Tampoco queremos ser alarmistas aduciendo que toda esta gente es mala, una capacitación permanente de los pobladores involucrados en turismo sería excelente, eso sí, no hay que intentar quitarles esa humildad e inocencia de la gente que habita en las montañas, la educación es la base para el progreso de esta gente.

En el caso de los turistas peruanos, es decir, montañistas locales, las "leyes" de estas comunidades no están claras, ya que ellos llaman "turista" o "gringo" a toda persona extranjera que entra en sus tierras, es decir, dentro de la cordillera de Huayhuash. Es falso decir que el cobro es para extranjeros y peruanos, en casi todos los controles nos dejarán pasar demostrando la nacionalidad local, todo es cuestión de buena actitud y conversar con estas personas, ellos entienden el sentido deportivo.

En cuanto a los guías y personal auxiliar de montaña, los registros son en algunos controles y no los obligan a mostrar ninguna identificación, además, según sus leyes y las del gobierno, no tienen por que hacerlo, ya que aún no es considerado parque nacional. Cuando tenga esta denominación, además de exigir identificaciones al personal, los turistas nacionales también estarán obligados a pagar una tarifa de entrada. Es una verdadera paradoja todo esto, ya que las cosas se están manejando según criterios muy poco elaborados, sin visión de futuro y menos aún, pensando en el turista, que es el primero que aporta todo el dinero que están recabando actualmente.

La cordillera de Huayhuash seguirá atrayendo miles de personas que de seguro están de acuerdo en pagar una cantidad por concepto de entrada a la reserva, sólo falta ponerse de acuerdo en la manera de hacerlo y sobre todo saber en que se invierte este dinero, más aún cuando el beneficiado debe ser el turista y por supuesto la población de las comunidades campesinas, quienes se van dando cuenta que es el turismo y no otras actividades, que les está generando ganancias considerables y sobre todo sin destruir o dañar su medio ambiente, al contrario, salvo excepciones, son los montañistas quienes mejor conservan el lugar durante su estancia.
La comunidad de Llámac se encuentra abierta a la posibilidad de apoyos realmente desinteresados de personas que amen realmente las montañas. Quienes deseen colaborar pueden hacerlo comunicandose con nosotros.

Sería importante eliminar esa temible frase de "Perú país minero", tipificación interesada que atrae a estas compañías, quienes por cierto, están prohibidas de hacer este tipo de actividades en su territorio.

Huayhuash será mantendrá siempre su encanto y belleza, es la cordillera salvaje que atrae a los mejores alpinistas del mundo y exige lo mejor de nosotros para completar su difícil recorrido, premiándonos además con sus espectaculares vistas y unos perfectos amaneceres y atardeceres durante todo el hermoso recorrido.

Sergio Ramírez Carrascal
nuestramontana.com



Si desea publicar un artículo o desea mayor información acerca del éste, por favor escríbamos

Imprimir  | Recomienda esta página a un amigo  

....


NUESTRA MONTAÑA SAC - EXPEDICIONES DE MONTAÑA - VIAJES AL PERU Y SUDAMERICA
Oficina principal : HUARAZ - Mz G Lote 17 Urbanización Terrazas de Bellavista - Código postal (Zip) 043 / Teléfonos (51 43) 23 0038 - Móvil (51) 992 777742 - (51) 964 309467
DIRECCION POSTAL EN LIMA - Jirón Casma 224 Covida - Lima 39

web@nuestramontana.com / sergioalp@hotmail.com


© Nuestra Montaña SAC 1998 - 2017  | aviso legal  | protección de datos