Home
Expediciones 2012
Nuestra Montaña Facebook
Videos Nuestra Montaña
  English  | Deutsch | Français
Expediciones Información Testimonios Servicios Contáctenos
email email Registro de nuevas rutas Montaña Nuestros guías de Montaña

foto:Sergio Ramírez Carrascal  
Atardecer en el Popocatepetl flameante desde el campo base del Iztaccihuatl - México
foto:Sergio Ramírez Carrascal

VER GALERIA DE FOTOS
 

MEXICO
Gente espectacular y comida muy , pero muy picante, todo ello agregado a lugares increíbles para conocer y por supuesto ascender sus emblemáticos volcanes hacen de México una visita obligada para quienes gustamos combinar lo cultural, gastronómico y bohemio de cada país, con sus zonas de montaña.

El pico de Orizaba e Iztaccihuatl son dos volcanes que se ascienden con relativa facilidad, y que aún presentan interesantes retos para el montañista.


IMAGINANDO LIMA
Caminando por los alrededores del “Zócalo”, la gigantesca plaza mayor de México DF, observaba impresionado la similitud de los Mexicanos con los Peruanos, me sentía en el centro mismo de Lima. La forma de los negocios, la infraestructura, hasta la comida, en fin, todo me hacía recordar a mi país, hasta que alguien me volvió a la realidad cuando me refirió: pos que onda cuate !!

Tras una visita obligada al centro histórico, museos y por supuesto el impresionante Teotihuacan, volvimos a la sede del club alpino Mexicano, quienes estaban organizando un ascenso al Pico de Orizaba en unos pocos días. Volví a sorprenderme de la similitud de culturas “Mexica” e Inca, sus edificaciones, increíble avance tecnológico y por supuesto el trágico final de ambos.


PICO DE ORIZABA
Alcanzamos el paso de Cortes (3600 m.) casi a media mañana y desde allí, seguimos hasta unos 4200 m. del campamento base de Pisco Orizaba o Citlaltépetl , que con sus 5610 m. es el punto más alto de México. La relativa facilidad que conlleva alcanzar el campo base en vehículos, hace que los casi 1500 m. de desnivel en ascenso sean menos fatigosos para todos quienes desafían esta imponente montaña.
En ese momento se llevaba a cabo la “convivencia alpina”, reunión anual que promueve el club alpino Mexicano y que reúne a gente de todo México y algunas personas, como quien escribe, de otras partes del mundo.
Nuevamente me sentí señalado cuando referí que era de Perú y que vivía en Huaraz, mucha gente comentaba: .. debes ser una máquina escalando o algo similar .. en vano trataba de convencerlos que era una persona común y corriente y en todo caso mañana estaríamos ascendiendo todos juntos.

La tarde de campo base resultó muy amena, entre las casi 200 personas que habitábamos el lugar, se realizaron sorteos y charlas de todo tipo. Antes de las 8 de la noche, junto a Tony y Gilberto, mis buenos compañeros de montaña Panameños, nos propusimos levantarnos a la 1 de la mañana e iniciar el ascenso.
Cerca de la 1:30 am. Ya estábamos listos, incluso hubo gente que salió mucho antes que nosotros, pude ver la increíble procesión de linternas frontales que iba alcanzando una a una sin tener final. La cantidad de gente era increíble, en cierta parte me pareció bueno, sobre todo por que nunca había ascendido una montaña así.
Casi al amanecer, mis dos compañeros habían dado la vuelta y quien escribe, trataba en vano de ascender sobre tierra volcánica y suelta que me hacía regresar dos pasos tras dar apenas uno. Una tortura física y moral realmente, pero para eso estamos pensaba, mientras me desviaba hacia 3 luces que habían salido del camino e ingresaban al glaciar.

Desde ese punto, el ascenso fue un disfrute total, una pendiente de hielo duro permanente de unos 700 m. con inclinaciones de 50° en todo momento, no había repisas ni lugares para descansar, apenas una gran roca pegada en la pendiente donde pude dar un pequeño respiro. A este punto ya me encontraba solo, podía ver gente alcanzando el tramo final de la pendiente y otros más abajo, quienes se daban la vuelta.

Finalmente alcancé el final de la pendiente de hielo tan duro como la roca, una zona de penitentes y tierra suelta que daba paso al fin, a la arista cimera, donde un grupo de unas 20 personas disfrutaban ya de la cumbre.
Lentamente me acerqué a ellos quienes me abrazaban y felicitaban como si fuéramos viejos amigos, realmente me sentí en familia y tras las fotos de rigor, volví al campo base donde mis amigos ya estaban cocinando y preparando el regreso.

Las condiciones de esta ruta, hacen que sea recomendable no encordarse, ya que la pendiente es tan permanente y sobre todo dura, que un resbalón se llevaría a toda la cordada hacia la zona de rocas al final del glaciar. Ya hubo varios accidentes en esta montaña.


DESCANSO EN ACAPULCO Y ZIHUATANEJO
Tras el ascenso, decidimos “bajar” a los llanos y disfrutar 2 lugares que siempre quise conocer, Acapulco, por la famosa serie “El chavo del 8” y Zihuatanejo, por la mención que se hace en la espectacular película “Sueños de fuga”. (The Shawshank Redemption )

..mira el precio de esto, le decía a Gilberto viendo el menú “Langosta”  … coño, cuando vas a volver a comer esto, y en México, me refería el amigo Panameño, saca la tarjeta y paga…ni modo…

Tras volver al DF, pensé que era hora de regresar a la montaña, pero esta vez quería hacer algo diferente, quise alejarme de las grandes masas de gente. Indagando sobre el Iztaccihuatl   (5220 m.) me comentaron que existía una ruta en una zona llamada Ayo loco, que presenta pendientes muy bonitas pero con algunas caídas de roca. Bueno, el montañismo no es un paseo de rosas pensé, así que convencí a un buen amigo Mexicano, Alejandro, para ir por esa zona.

EL "IZTA"
Aprovechamos que un grupo numeroso de gente iba en un bus rentado y nos acoplamos con ellos, claro está que ellos tomarían un curso de escalada sobre otro sector.
Lentamente, esta vez con nuestras pesadas cargas a cuestas, fuimos ascendiendo hasta alcanzar una planicie donde levantamos el campamento solo nosotros, el resto de gente se dirigieron al otro lado y quedamos encontrarnos al día siguiente en el paradero del bus.

Mi compañero se sintió mal por la noche y me comentó que prefería no salir esta vez. Ni modo, hay que ir solo pensaba, mientras iba ganado los primeros metros hacia la zona Ayo loco.
Alcancé el glaciar cerca de las 3 am. y fui ascendiendo por una pendiente que se ponía cada vez más vertical pero con hielo realmente excelente.  Cuando la verticalidad del hielo se volvió algo peligroso y vi rodar una roca muy cerca de mi cabeza, pensé que era hora de cambiar de rumbo. Me dirigí hacia la izquierda de la ruta y en una hora, salí a una gigantesca loma de hielo donde al fin pude descansar y beber algo de agua. Eran cerca de las 5 am.

Desde allí la cumbre principal se observa claramente, pensé que en menos de una hora podía llegar, pero también pensé que siendo tan temprano, podía ascender otra, que estaba encima de mi posición y luego alcanzar la principal.

Fue lo que hice, tras escalar una pequeña pared de hielo junto a unas rocas que me devolvieron el calor corporal, alcancé una cumbre secundaria cuya arista empalma con el camino normal a esta montaña. Pude ver nuevamente una fila de luces impresionantes, así que me dirigí hacia ellos y realicé los últimos 100 metros en muy buena compañía.

Alcanzamos la cumbre cerca de las 8 de la mañana y descendí por el camino normal entre bromas y risas de gente Mexicana tan particular como la nuestra.
Alcancé nuevamente mi campo base, mi compañero me esperaba felizmente y regresamos a la estación de buses donde tuvimos tiempo de comer algo y esperar al grupo que bajó luego.
Realicé una travesía impresionante y en este caso, tampoco se necesita material técnico, solo buenos crampones y piolet.  Lo más aconsejable es siempre ir acompañado.

Los últimos días en México los pasé entre Veracruz y unas “coronas” con mis buenos amigos Fer y Lauris, ah por supuesto que me llevé un muñeco del chavo para mi pequeño hijo que me lo reclamaba cada vez que lo llamaba por teléfono.


Sergio Ramírez Carrascal



Ascenso Chachani - Coropuna, Arequipa
Ausangate : Montaña sagrada - Ascenso en Cusco
Cordillera Blanca: Paraiso andinista
Mountain bike Huayllay - Canta
Huayhuash-mountain-bike
Patagonia
México
Montañas de Ecuador - Temporada 2009
Mountain bike san Mateo de Huanchor - Huancaya
Callejón de los Conchucos en mountain bike
Otra vez Huayhuash
Montañismo a nivel del mar
Travesía en mountain bike - 3 días a la costa
Ausangate
Temporada 2007
Carta de protesta de la UIAGM respecto al reglamento Parque nacional Huascarán
Aprueban reglamento Parque nacional Huascarán
El nuevo rostro de Huayhuash
El gato andino
Expediciones peruanas en el mundo
Recomendaciones para las temporadas de montaña en Perú
Reglamentación en el parque nacional Huascarán
Montaña y medio ambiente
Perú - tierra de montañas
Huayhuash - reserva natural
 
Noticias
Entrevistas
Resúmenes de temporada
Persoajes


Búsqueda rápida en nuestro web site a través de google

Google
 
 


 

 

 

 

 

 

 

 


Si desea publicar un artículo o desea mayor información acerca del éste, por favor escríbamos

Imprimir  | Recomienda esta página a un amigo  

....


NUESTRA MONTAÑA SAC - EXPEDICIONES DE MONTAÑA - VIAJES AL PERU Y SUDAMERICA
Oficina principal : HUARAZ - Mz G Lote 17 Urbanización Terrazas de Bellavista - Código postal (Zip) 043 / Teléfonos (51 43) 23 0038 - Móvil (51) 992 777742 - (51) 964 309467
DIRECCION POSTAL EN LIMA - Jirón Casma 224 Covida - Lima 39

web@nuestramontana.com / sergioalp@hotmail.com


© Nuestra Montaña SAC 1998 - 2017  | aviso legal  | protección de datos